Autos 0 km: crece el reclamo por impuesto y devaluación

El presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi precisó que el impuesto a los autos que estableció el Gobierno “fulminó” la venta de los vehículos de alta gama y expresó su confianza en que ese tributo se elimine “cuando se converja a un dólar único”. La devaluación y los aumentos de precios elevaron el valor de los autos y con el incremento, muchos modelos de media gama ya están siendo alcanzados por el impuesto, lo que agudiza la preocupación en el sector, que exhibe un notorio parate en las ventas. En ese sentido, el secretario de la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (ACARA), Rubén Beato indicó que las terminales los incrementaron entre 5 y el 8 por ciento, aunque dijo que no hay reposición. “Precios hay, las fabricas los pusieron, hay 8% de aumento, 5% en la parte nacional y 8% en la parte importada, pero lo que no hay es reposición. Las fábricas mandaron la lista de precios, pero no pudimos recomponer el stock del mes de enero”, indicó en declaraciones radiales. Y sobre la universalización del impuesto, el empresario señaló que los concesionarios van a “esperar” para pedir que se estudie la conveniencia de eliminarlo. “DISTORSIVO” El impuesto aplicado en el sector “fulminó la venta de (autos) de altísima gama”, aseguró el directivo de Fiat Argentina, tras calificar ese tributo de “distorsivo”. “El problema es cuando se converja a un dólar único, que espero que llegue en un tiempo no demasiado largo, vaya a quedar ese impuesto”, enfatizó Rattazzi y remarcó que esa carga es de “emergencia y no aporta nada al Fisco”. En declaraciones a una radio porteña, el titular de Fiat recordó que el origen de ese impuesto fue la denominada “venta brecha”, es decir, la adquisición, hasta hace poco, de autos costosos aprovechando la diferencia que había entre el dólar oficial “a 6,20” pesos y el paralelo a “10”. “Pero si se cierra esa brecha, éste es un impuesto distorsivo que no aporta nada al Fisco porque esos autos no se venden y es una distorsión del mercado un poco arbitraria”, completó Rattazzi. También el titular de ACARA, Abel Bomrad, coincidió con el presidente de Fiat al considerar también que el incremento de impuestos “fulminó” al mercado de alta gama. “Evidentemente tiene razón”, afirmó Bomrad en declaraciones a Dyn, en las cuales recordó que “eso lo veníamos diciendo desde noviembre”. Bomrad indicó que “es probable que en enero todavía se vea un incremento de patentamientos de autos en ese segmento, pero son operaciones que quedaron de meses anteriores”. En tal sentido, consideró que la suba de la alícuota de Impuestos Internos a 35 por ciento para autos de entre 170 mil y 210 mil pesos y de 50 por ciento para los que superen esa franja “tuvo un impacto muy grande” en el mercado. Notas relacionadas Capitanich, muy duro con empresarios.-

También te podría interesar