Clio Mio

Parece nuevo pero es el mismo de hace quince años. Sin embargo, los ingenieros de Renault aplicaron en sus entrañas una profunda reformulación para adaptarlo a los tiempos que corren. Pero, en este caso, no se trata de una modificación que ajusta el producto para aumentar sus niveles de seguridad o mejorar las performances: lo abarataron.

En la actualidad, la política de muchas empresas es la de ajustar sus costos de producción a la mínima expresión y ese es el camino que la francesa eligió para este histórico producto: los 400 millones de pesos invertidos en la planta de Santa Isabel, Córdoba, se aplicaron para economizar tanto en los valores de los componentes como en los procesos de fabricación, estudiando pieza por pieza, ajustándolas o reemplazándolas.

En tal sentido el Clio Mio se ubica en la entrada de gama de Renault y lo hace valiéndose de una fórmula que ha demostrado dar sus resultados, aquella que combina una buena presentación estética con la posibilidad de aplicar un sistema de personalización que le permite al usuario elegir entre unas dos mil combinaciones.

Se ofrece en cuatro opciones de equipamiento, Authentique Pack y Authentique Pack Look (60.900 pesos y 62.800 pesos, respectivamente) en carrocería de tres puertas, Expression (62.800 pesos, sólo en versión de cinco puertas) y Expresión Pack I (64.800 pesos la de tres puertas y 68.000 pesos la de cinco puertas), todas equipadas con el motor naftero 1.2 de 75 CV y caja manual de cinco velocidades. Esas variantes se puede combinar con una larga lista de opcionales o cuatro packs de personalización.

También te podría interesar

Attachments